SÍGUENOS EN  

La erupción el pasado domingo 2 de junio del Volcán de Fuego, ubicado en el centro de Guatemala, ha dejado hasta el momento un centenar de muertos, aunque se teme que el balance aumente a medida que avancen las operaciones de rescate.Cortes de electricidad, colapso de hogares y puentes, falta de acceso a agua potable, pérdida de cosechas y bloqueos de caminos afectan a casi dos millones de personas, fundamentalmente comunidades indígenas. Además, los flujos de lava y ceniza están dificultando el suministro de alimentos a las poblaciones cercanas al volcán. Ante emergencias humanitarias, la solidaridad de la sociedad y una respuesta rápida y coordinada de las administraciones estatales, autonómicas y locales son aún más necesarias.