SÍGUENOS EN  

La erupción el pasado domingo 2 de junio del Volcán de Fuego, ubicado en el centro de Guatemala, ha dejado hasta el momento un centenar de muertos, aunque se teme que el balance aumente a medida que avancen las operaciones de rescate.Cortes de electricidad, colapso de hogares y puentes, falta de acceso a agua potable, pérdida de cosechas y bloqueos de caminos afectan a casi dos millones de personas, fundamentalmente comunidades indígenas. Además, los flujos de lava y ceniza están dificultando el suministro de alimentos a las poblaciones cercanas al volcán. Ante emergencias humanitarias, la solidaridad de la sociedad y una respuesta rápida y coordinada de las administraciones estatales, autonómicas y locales son aún más necesarias.

La CONGDE recomienda, antes de ayudar, echar un ojo a  este decálogo. Las buenas intenciones por si solas no son suficientes.

Igualmente, en su web, también ofrece un listado de organizaciones miembro de la Coordinadora de ONGD presentes en la zona (según el Informe del Sector de 2017).